Imprimir

Empresarios japoneses interesados en conocer las ventajas comparativas de Bogotá

10 de Febrero de 2017

Gracias a la inversión inicial de Castem, empresa japonesa de producción de piezas y partes metálicas de alta precisión, otras compañías japonesas han revelado su interés en Bogotá como posible centro de operaciones en América Latina.

 

La apertura de la planta de producción de la compañía Castem en Cota llamó la atención de 14 empresarios japoneses que la visitaron a final de octubre de 2016 para evaluar opciones de inversión.

Los empresarios son representantes de diez empresas de manufactura especializada: Asahi kinzoku kogyo, Teknia, C-Com, Fuji Electronics Industry, Nc Network, Sanmatsu, Di-Nikko Engineering y Rotze Corporation. Se dedican a la producción de partes de alta precisión para las industrias aérea, aeroespacial, férrea, química y minera, de herramientas electrónicas, de computación y robótica.  

Los empresarios japoneses sostuvieron reuniones con Invest in Bogotá, la agencia de promoción de inversión extranjera de la capital, y con ProColombia, para conocer las ventajas competitivas de Bogotá, como su disponibilidad de Talento Humano, su fortaleza económica y su posibilidad de ser un lugar estratégico para atender mercados prioritarios en Norte América y Europa, gracias a su excelente ubicación y conectividad.

“Bogotá cuenta con todas las características para servir de centro de producción y distribución de toda la región para muchas empresas extranjeras, especialmente las de alta tecnología, un rubro que es priorizado por el alto impacto que tiene en la ciudad”, expresó Juan Gabriel Pérez, director ejecutivo de Invest in Bogotá. “Esta misión y la inversión de Castem son una respuesta a una acción proactiva de Invest in Bogotá de incentivar que más empresas vengan y transfieran tecnología, conocimiento e innovación a la ciudad-región”, agregó.

De igual forma visitaron las instalaciones de Hino Motors y Castem Colombia, para conocer sus experiencias como inversionistas en Bogotá y recorrieron Intexzona, la zona franca donde se encuentra Castem, para conocer la oferta de infraestructura para abrir plantas de producción, así como los beneficios que se otorgan al ubicarse en estas zonas especiales.

Castem llegó a Colombia en la búsqueda de la mejor ubicación en América Latina para abastecer el mercado de Estados Unidos. “La calidad de la mano de obra y la disponibilidad de técnicos especializados en el sector de metalurgia, así como los incentivos en impuestos a la renta y a la exportación que ofrece el régimen de zonas francas, fueron algunas de las razones por las que escogimos Bogotá”, expresó Takuo Toda, CEO de Castem Co., Ltd.

Castem Colombia empezó operaciones en Bogotá el año pasado con un monto de inversión de US$4.2 millones, en una planta de 2,600 metros cuadrados. Esta es la primera planta por fuera de Asia, ya que la empresa cuenta con puntos en Filipinas y Tailandia, y Colombia.

Entre 2003 y 2016 Colombia ha recibido desde Japón 28 proyectos de inversión alcanzando un monto aproximado de US$876 millones y generando más de 2.700 puestos de trabajo. Bogotá es el destino preferido de inversión japonesa, con 16 proyectos, por montos que alcanzan los US$184 millones y que han generado 650 empleos.

El 50% de la inversión japonesa que ha llegado a Bogotá desde el 2003 pertenece al sector automotriz, seguido por el sector farmacéutico, con un 19%, y de servicios financieros, con un 18%.

Japón es el país asiático que más ha invertido en Bogotá para el periodo mencionado, seguido de China (US$ 91,6 millones), India (US$ 80,55 millones), Corea del Sur (US$ 36,9 millones) y Tailandia (US$ 20 millones).