Fecha

28 de Mayo 2015

Cundinamarca, departamento con más zonas francas del país

Bogotá región
Proyectos de ciudad
Ambiente de negocios
Alianzas

Por: El Tiempo

Según Luis Fernando María, secretario de competitividad del departamento, hay 15 en los municipios y cinco en Bogotá que han convertido a la región en una gran fuente de empleo. Las principales están localizadas en Mosquera, Facatativá, Cota, Sopó, Tocancipá, Funza, Tenjo y Soacha, y Bogotá.

Cosméticos, alimentos y cerámica, pasando por textiles, servicios de salud, y un call center, hacen parte de lo que se puede encontrar en esas zonas francas. 

Es en esta diversidad en la que reside la riqueza de este sector de la economía. De acuerdo con Luis Fernando María, secretario de competitividad del departamento, la naturaleza de las zonas francas es tan variada, que casi que no existe competencia entre las empresas que allí funcionan.

"Ninguna es más importante que otra, todas, desde su sector, son importantes para el departamento", afirma.

María señala que se espera que, para los próximos cinco años, las zonas francas creen más de 24 mil empleos directos en las poblaciones vecinas, y se inviertan unos mil millones de dólares para el funcionamiento de estos complejos industriales y comerciales.


Fuente de impuestos

De acuerdo con funcionarios del Ministerio de Comercio Industria y Turismo, estas empresas pagan el 15 por ciento de impuesto de renta a la Nación. "Así haya exenciones para quienes exportan e importan en las zonas francas, entre más haya, más habrá tributación" dijo un representante del Ministerio.

De igual forma, en torno a los complejos que se crean, se impulsan otras pequeñas empresas. "La atracción es también para las empresas que están por fuera, como de procesamiento de textiles, centros de logística, empresas de transporte y hasta centros urbanos, que generan desarrollo y empleo para los habitantes de estas zonas, dijo Juan Carlos Gaitán, funcionario de la Secretaría de Competitividad de la Gobernación.


Sopó fue el pionero

La primera zona franca del departamento fue creada en Sopó, en el año 2000, cuando decidieron reunir en un solo sector servicios de salud.

Sin embargo, es solo desde el 2007 cuando nacen las más grandes e importantes zonas francas del departamento: Intexmoda, la Zona Franca de Occidente, el Parque Logístico (Plic), la Zona Franca de Tocancipá, Paul calley, Siemens, Pepsico Alimentos, Vidrio Andino, Biodíesel y Cerámica San Lorenzo.

Según Gaitán, este fenómeno fue causado por el impulso que el Gobierno Nacional le dio al sector de la industria en la época.

"En el 2007 el Gobierno Nacional generó incentivos para generar productos conglomerados de empresas", explicó.


Dos en las apuestas de Zipaquirá

El desarrollo económico del departamento no se detiene con las 15 zonas francas que ya existen.

Además de la primera zona franca que se pretende crear para los curtidores de Villapinzón y Chocontá, como lo anunció Cundinamarca 7 días la semana pasada, en Zipaquirá se destinarán 200 hectáreas para uso industrial, donde construirán dos de estos proyectos.

Un estudio hecho por la firma Araújo Ibarra, contratado por la Alcaldía y la Gobernación por 150 millones de pesos, demuestra la viabilidad del municipio para la construcción de dos zonas francas a sus alrededores, que podrían costar 12 millones de dólares.

Según la administración municipal, la primera estaría ubicada en el sector de Portachuelo y sería permanente o industrial. La segunda estaría dedicada al turismo y a servicios, y se localizaría en la Fragüita. Las dos están a 15 minutos del centro de la ciudad.

Cada zona tendría 100 hectáreas, y entre las dos generarían más de 5 mil empleos directos. De acuerdo con el secretario de Desarrollo Económico y Agropecuario del municipio, Buenaventura Orduy, se proyecta que en cinco años, en una primera fase del proyecto, estén allí más de 40 empresas de industria, farmacéuticas y de servicios.

"Buscamos mover la economía de Zipaquirá con sus 150 mil habitantes, que es la mano de obra potencial. En el tema turístico, queremos que lleguen empresarios de la hotelería y que las personas aprovechen la cercanía con Bogotá", dijo.

Orduy aseguró que la administración está ofreciendo las condiciones necesarias para que los inversionistas lleguen al sector.

"Queremos que los comerciantes paguen menos impuestos de industria, comercio, predial, delineación y licencias. El impuesto a la renta bajaría del 33 al 15 por ciento", añadió.

Por su parte, la firma Araújo Ibarra consideró que la doble calzada, el tren de cercanías, el hecho de poseer un recurso hídrico importante, administrado por su propia empresa de acueducto, y la garantía de servicios públicos de calidad, convierten al municipio en un lugar adecuado para la realización de los proyectos.


Seis municipios tras los nuevos proyectos

De acuerdo con el secretario de competitividad del departamento, existen seis iniciativas para la creación de nuevas zonas francas en Cundinamarca.

Los municipios con los proyectos son Chocontá y Villapinzón, orientados hacia la actividad de las curtiembres, y Fusagasugá, que apoyará la industria frutícola de la región.

De igual forma, en Cucunubá se pretende hacer una zona franca minera, en Zipaquirá otras dos, en Socha una industrial y en Villeta otra para el desarrollo de una planta de alcohol carburante.

Según María, se están haciendo lo estudios de prefactibilidad de terrenos, vías, seguridad y servicios públicos.

"Esperamos que los estudios de mercado, para establecer qué tan atractivo son los municipios para la inversión, se conozcan lo más pronto posible", dijo.

 

Encuentre este artículo de El Tiempo aquí.